Saltar al contenido
Boutique Bebé y familia

Cuando el bebé no duerme

cuando el bebé no duerme

Es fantástico cuando nace tu pequeñín, lo mejor del mundo. Pero cuando el bebé no duerme más de un par de horas seguidas durante meses es extenuante.

Si es el primero es extenuante pero si tienes otros pequeños con horarios de sueño distintos llevarás tu cuerpo y tu mente al límite (por narices).

No busques métodos milagrosos para que el nuevo miembro de la familia duerma toda la noche: no existen. Y hacerles la puñeta dejándolos llorar es malo, muy malo para su desarrollo y las consecuencias irreversibles.

Hay bebés que duermen genial (lo sé, conozco algunos en mi propia familia) y otros que no. Los dos casos son normales y la diferencia es que los padres de los que no duermen están bastante más hechos polvo.

Qué hacer cuando el bebé no duerme

Nosotros tenemos un máster en niños que no duermen demasiad pero lo peor fue cuando tenían horarios alternos para dormir. Uno se dormía y el otro se despertaba así durante 12 meses. ¿Qué pasó a los 12 meses? Que cambió el ritmo de sueño del más pequeño y se empezó a acoplar con el del mayor. Con esto Mamá Previsora pasó de dormir un máximo de cuatro horas diarias NO consecutivas a unas cinco horas seguidas cada noche y subiendo mes a mes. El cambio en la calidad de vida fue espectacular.

Pero que porras hacemos si no podemos dormir, digo podemos, porque los que tenemos el problema somos los padres. Os doy 5 consejos muy simples siempre entendiendo que hablamos de niños sanos.

  1. No buscar técnicas milagro porque no existen.
  2. Informarnos sobre el ritmo de sueño en los recién nacidos y bebés. Saber que su sueño no es como el nuestro no hace que durmamos más pero rompe la desesperación por pensar que hacemos algo mal o que el bebé está enfermo.
  3. Eliminar tareas e intentar dormir cualquier ratito que tengamos y tener claro que ES UNA FASE. Saber que algún día mejorará nos hará disfrutar un poquito más de esos momentos de desvelo con nuestro bebé.
  4. Intentar pensar si el bebé tiene algún problema como hambre, está sucio demasiado cansado, … Igual se despierta porque tiene algo que lo incomoda. En nuestro caso, los gases nos dieron mucho la lata los primeros meses.
  5. Tener unos horarios fijos TODOS los días y una habitación fresca y tranquila. Así poco a poco irá cogiendo ese ritmo y llegará facilitaremos que sus horarios de sueños se acoplen a los nuestros.

Dormir es un lujo que descubrimos con la paternidad y la maternidad. Si has leído este post hasta aquí solo me queda desearte que los ritmos de tu hermoso bebé confluyan con los tuyos pronto. Hasta entonces, mucho ánimo.